13/2/17

El Carpe Diem

Este apunte a grafito, llevaba años guardado en una de mis carpetas. Lo hice en un momento de mi vida en el cual el sentido e importancia del Carpe Diem, del ahora, no estaba tan presente en mi vida. No era tan consciente de su importancia.

Y mira por dónde, buscando un dibujo, apunte o cuadro que poder regalar a mi hermano mayor, me topé con este retrato.

Inspirado en nadie y en muchas al mismo tiempo. ¿Una mujer que medita, una monja budista?.Puede ser. Siempre me lo pareció.

Ahora me alegra saber que está colgado en casa de una persona que intenta vivir bajo el princio del Carpe Diem.

Con los años me empeño en seguir descubriendo el sentido de estas palabras.

Gracias a mi hermano "Juanse", que me abrió una puerta a un nuevo pensar, sentir y creer, creándose así una conexión o puente con mis convicciones de toda la vida.

Dándose de nuevo un espacio para el alma, que se me había quedado algo adormilada.

Una alegría saber que está colgado en tú casa, que te acompaña y quizás te inspire, te recuerde lo que para tí es importante. 

Una imagen, un símbolo, algo más que mil palabras.


1 comentario:

Carmen Jiménez Madrazo dijo...

Todos tenemos mucho que aprender, y yo la primera.Juanse danos una charlita sobre el Carpe Diem